19 de septiembre de 2012

Capítulo LIII

Un día estuve en casa de Joaquín  Achucharro el gran concertista de piano  que tiene mi mayor admiración me fascina su forma de interpretar y era una persona muy cercana, no me atreví ni a preguntarle donde tenía el piano que no lo veía por ninguna parte ni le dije que había asistido a sus conciertos. Ahora y desde entonces a las rotondas las llamo tortillas, vivía en Getxo (Vizcaya) le pregunte por una dirección y me explicaba, cuando llegues a la primera tortilla gira a la derecha y luego encontraras otra tortilla...me hizo tanta gracia lo de las tortillas que se me ha quedado posiblemente por la admiración que le tengo


Antonio de Pereda y Salgado (Valladolid, 1611-Madrid, 1678),

Capítulo LII

http://www.youtube.com/watch?v=MGXQimyyKbU&feature=player_detailpage

16 de agosto de 2012

Capítulo LVI


Jesse Fernández

Las momias de Palermo
De la galería Ynguanzo me llaman para que fotografiara la obra de un artista que iba exponer, se llamaba Jesse Fernández. Yo sabía que había un fotógrafo con ese nombre de fama mundial sobre todo un magnifico retratista que conocía su obra a través de publicaciones, pensé será una coincidencia y además siendo fotógrafo para que recurrir a mí.

Llegue a su casa y me llamo la atención la  decoración muy austera unas mesas de madera y sillas  de estilo popular, cajones de embalajes que formaban  librerías o aparadores y algunas herramientas antiguas, ya en desuso que de las paredes colgaban. Estaban en la casa solo él y su mujer.
Persona viajera por todo el mundo casi siempre vivía en New York, es posible que la casa estuviera de esta decoración, de muy buen gusto, por lo provisional. No había ninguna fotografía a la vista, pensé  que no sería el fotógrafo y solo seria coincidencia  de nombre. 
caja-collage

Lo que tenía que fotografiar era unos objetos, sus cajas-collages, Jesse acompañaba estas cajas con una especie de "fe de vida" donde explicitaba los referentes literarios, filosóficos y científicos de esta parte de su producción artística. con escrituras con apariencia antigua sobre pergaminos  o algo parecido. Los objetos eran bellísimos, yo quede encantado con ellos, era indiscutiblemente las obras de un buen artista. El me pasaba los objetos que yo colocaba e iluminaba y no hizo ninguna observación por lo que todavía me dejaba mas extrañado ni siquiera me pregunto o hablo de algo que tuviera que ver con fotografía. Yo entonces era muy discreto (no ahora que con la edad soy un bocaza).

Jesse Fernández (La Habana,1925 -Paris 1986),60 años poca edad para morir tan gran artista de padres españoles. Incansable viajero, frecuentó los círculos artísticos -en especial los de pintores y escritores- de muy diversos países. Fue fotógrafo de Life, Esquirre, Paris-Match y Revolución. Ha retratado al pintor: Bacon, Lam, Hockney, Kitaj, Palazuelo, Calder. Chillida, Dalí, Sam Francis, Marcel Duchamp.... O del escritor: Lezama Lima, Cabrera Infante. Hemingway, García Márquez, Borges con madre, Cioran, Bergamín. Max Aub... O del hombre de cine: Buñuel, Buster Keaton, Néstor Almendros. Marlene Dietrich.. y el músico: Edgard Varese entre otros muchos.

caja-collage
Pintor y fotógrafo, Jesse Fernández empezó a hacer fotografías para alcanzar un cierto grado de independencia que le permitiese pintar sin traba alguna. Decía: "En nuestro tiempo, la gente se ha vuelto drogadicta de la imagen"


Gillermo Cabrera Infante intimo amigo de Jesse escribe esta historia

"Había entrevistado yo y Jesse fotografiado al hoy olvidado Helmut Kautner, entonces en su media hora de fama y cuando caminando por Central Park tuve un ataque incoercible de orina retenida: en dos palabras, me meaba. Iba a buscar un urinario público en el parque cuando Jesse sugirió que era más fácil entrar a un hotel y preguntar por los baños, lavatories o toilets. Estaba preguntando a un recepcionista dispéptico cuando oí los disparos. Fueron dos. Pronto hubo gente corriendo a través del lobby hacia uno de los pasillos y corrimos tras ellos para llegar a la barbería. Allí, tumbado en el suelo, había un hombre evidentemente muerto. La barbería apenas había sido tocada, los asesinos obviamente expertos. Alrededor del cadáver estaban varios barberos, vivos pero muertos de miedo. Durante un momento tuvimos vía libre, la escena despejada, los curiosos del hotel reculando ante la muerte súbita. Jesse tomó fotos a los testigos tardíos y a algunos de los barberos: sabían quién era el muerto. El asesinado era un muerto grande, Albert Anastasia, y estuvimos a punto de presenciar su asesinato: los baños quedaban frente a la barbería.
Pero de la Leica de Fernández no sólo surgen retratos. En 1980 se edita un libro que recoge su serie Las momias de Palermo, un conjunto de fotografias fascinantes y esperpénticas, fruto de un humor sarcástico y una mirada, al menos, original.
Paul Casals - Willem de Kooning - Marcel Duchamp
En ese tiempo en Cuba conocí a los diversos Jesses: el ojo incansable que lo ve todo, la máquina que atrapa cada instante en una foto para hacerlo eterno, un hombre apocado y audaz, un individuo vulnerable que detrás de la cámara se convertía en un héroe que no conocía el miedo, capaz de ser un mártir que nos mira, un americano de atuendo que conocía dónde estaba lo cubano (su presencia, su esencia), un dandi delicado que nos influyó a todos con su disfraz diario: camisas azules de obrero que trabaja, pantalones de caqui curtido, zapatos de cuero virado y un cigarrillo Player entre los labios siempre. Había otro aspecto singular de Jesse que era inquietante: era capaz de llevar al viaje que hicimos por todo el territorio cubano tomando fotos para A Cuba con amor (cuando creíamos en el espejismo que fue sólo una ilusión óptica) cargando un inusitado volumen de las poesías completas de Rimbaud ¡en su francés original!, que leía cada noche del viaje al fin de la isla, en su cuarto de hotel, solo. Jesse era un hombre culto oculto. Lo que no podían ser sus imitadores del patio. Jesse se escapó de Cuba mediante un subterfugio que fue su refugio: regresó a Nueva York casi de incógnito. No nos volvimos a ver hasta el viaje que hice de Londres a Hollywood en 1970. A mi regreso me detuve en Nueva York para encontrarme un Jesse dejado de la mano de la suerte: sin dientes, viviendo en un cuarto lleno de gatos y fotos viejas cubriendo las pobres paredes. Lo había perdido todo menos su ojo y su Leica. Con ella me hizo un retrato como si estuviéramos en 1957: un memorable retrato neoyorquino en que yo aparecía petulante y confiado. En el triunfo o en la derrota Jesse era un retratista consumado, no un artista consumido. No hay más que ver ahora sus obras maestras en en las paredes"


José Lezama Lima - Jorge-Luis Borges - Susan Sontag
"Fotografiar es dibujar con luz, o sea, en lugar de una pluma usas otro instrumento, la cámara fotográfica" 
 "Mas allá de la técnica, lo importante es la persona que está atrás del instrumento, siempre esa mirada será distinta, aunque ya lo haya visto miles antes. Aunque nos cueste aceptarlo somos únicos, irrepetibles,  originales,está en cada uno de nosotros descubrir quienes somos, revelarnos"          Jesse Fernández 

11 de agosto de 2012

Capítulo LV


       En Diciembre de 1975, el primer gobierno de la Monarquía bajo la presidencia de Arias Navarro y como Ministro de Educación Carlos Robles Piquer, (1925), al que ya conocía de las tertulias antes mencionadas, el proyecto de la vida de Franco paso al ostracismo. Nombran Director General del Patrimonio a Antonio Lago Carballo. Algo tuvo que ver Leopoldo Calvo-Sotelo en este nombramiento pues era Ministro de Comercio y Lago fue su mano derecha cuando presidía Río Tinto.

         Con Lago sí que tuve una buena y fructífera relación, Antonio Amado "El presuntuoso" según Gala por ese apellido, otro de mis buenos amigos ya de años atrás, es nombrado Comisario de Exposiciones con él  colaboro muy estrechamente. 

 Arean es expulsado de la dirección del MEAC y de una forma provisional se hace cargo de la dirección un joven conservador, Juan Antonio Aguirre, (1945) Pintor, teórico y critico de arte, conservador del MEAC y amigo, pues aunque ya era compañero en el Museo había trabajado con él antes cuando era director de Exposiciones de Instituto de la Juventud dependiente de la Secretaria General del Movimiento del que era Ministro Secretario General de Movimiento Adolfo Suárez.

          En julio de 1976 Suárez remplaza a Arias Navarro en la Presidencia del Gobierno. Ministro de Educación Aurelio Menéndez Menéndez y director General del Patrimonio Artísticos y Cultural continua Lago Carballo. 

 Suárez con la UCD gana las primeras elecciones democráticas. (1977), hace desaparecer la Secretaria General del Movimiento y todos los funcionarios de la misma igual que parte de Turismo pasan al recién creado Ministerio de Cultura con Pio Cabanillas como Ministro. Entre estos hice buenos amigos sobre todo tengo que destacar a Isabel Cajide de la Sección Femenina de la Falange colaboradora de Pilar Primo de Rivera, conocida ya como destacada crítica de Arte, jefe del servicio de Exposiciones, Me llamaba Jesusito y confiaba en mi plenamente igual que Amado Les estaré siempre agradecido (No sé si incluirlos en mi santoral,) hace unos años que no se de ellos y Aguirre la ultima que le vi estaba muy enfermo.
  

A los pocos días de formar gobierno  UCD Antonio Lago  dimite de su cargo dice de él Santiago Amón.


" Merced a su atenta  solicitud, exposiciones antológicas, rigurosamente programadas (Bores, Cerdá, Juan de Juni, fotografía fantástica...), han venido a compaginarse con otras,  cogidas al vuelo (Alberto Burri, Colección Terfade...)"

“dio sobradas pruebas de iniciativa, capacidad de diálogo y libre admisión de crítica, por adversa que fuere” 

De Lago Carballo (entrañable amigo que tengo en mi santoral privado porque yo a todos mis amigos muertos los proclamo Santo, y tengo una larga lista).    

Tengo una carta de pocos días antes de su dimisión en la que me agradece la     eficaz colaboración   


Juan de Juni
Piedad . Catedral de Segovia

Uno de los muchos lugares que recorrí para las fotografías de  Juni fue la Catedral de Segovia.

La Catedral estaba avisada de mi llegada y además llevaba una carta de presentación de Director General de Bellas Artes,
En un edificio anexo  a la Catedral estaba la casa de los canónigos donde fui a buscar al responsable para poder realizar las fotos . Llame al portón de pino claveteado, quizás del tiempo de la Catedral, me contestaron desde dentro si abrir la puerta.
-Espere un momento.
Esperé y se entreabrió la puerta  con cadena de seguridad, por la rendija apareció el rostro de un canónigo que me hizo pasar la carta de presentación  a través de ella. El escrito  era de tres renglones que leía muy detenidamente mientras me escrutaba con su mirada. Entonces me dio la siguiente orden

-Vayan, me acompañaba mi ayudante, a la Catedral y se colocan en medio del grupo de turistas que  la está visitado en este momento, espérenme allí, no se separen de los turistas hasta que yo llegue y le hable.
Estaba extrañadísimo, ¿porque entre los turistas, que tenía que ver los turista con  mi trabajo? No entendía nada

La Catedral estaba cerrada al culto eran horas del  negocio turístico , el portero de las entradas ya estaba avisado de  nuestra presencia.  Iba cargado de cámara de gran formato 20x25, trípodes,  generadores con flashes, paraguas, reflectores rollos de cables...los transportamos al interior y lo dejamos cerca del retablo de Juni que teníamos que fotografiar y nos reunimos con los turistas que le hablaban en ingles
Comentaba con Andrés lo raro que era toda esta  historia, pensaba que el cura estaría  confundido con otra cosa, no encontrábamos  explicación.
Apareció por fin vestido de sotana y nos pregunto por la cámara que no nos veía en la mano. Le explique quera un aparto muy grande y que lo habíamos dejado junto al retablo.
Nos pidió que siguiéramos allí con los turista que tenía que hacer algo y se macho, volvió al poco.  Fue asegurase de que lo que le habíamos dicho de la cámara y bártulos era cierto, entonces nos dijo que podíamos empezar.

Andrés empezó a montar los aparatos mientras el canónigo me explicaba lo sucedido.

Como ya he dicho era el año 1976, El GRAPO habían secuestrado  a Antonio María de Oriol y Urquijo, Presidente del Consejo de Estado y al General Emilio Villasescusa, Presidente del Consejo de Justicia Militar

Me decía que por estos motivos tenían que tomar todas las precaucione posibles. No me podía creer lo que me estaba contando. El muy cretino o cretinos pesaban que dada su altísima dignidad e importancia nacional como canónigos de la Catedral de Segovia iba air a por ellos.

Los castizo de Madrid dicen: " Pa mear y no echar gota"
  

23 de julio de 2012

Capítulo LIV

En 1976 sale un libro editado por Planeta titulado «Los últimos 476 días de Franco»,” autor Vicente Pozuelo Escudero ultimo medico de cabecera de Franco.

Marino Gómez Santos
Para este libro que realmente lo escribe Marino Gómez Santos que hizo de negro literario, aunque hacia libros firmados por él también trabajaba para estos seudoescritores. 
Marino era un cliente habitual y me encargó las fotografías para reproducir en color ocho cuadros pintados por Franco para las ilustraciones de la obra, Franco pintó durante algún tiempo imitando a Hitler o Churchill. Comentando el encargo con los amigos llenos de curiosidad querían acompañarme. Sustituyo a mis ayudantes por dos para que pasasen por ellos. Uno era un periodista y escritor especializado en diseño, Juan Ignacio Macuá y el otro un gran amigo Martín Bartolomé, museólogo y crítico de arte hispano-argentino.  

Doña Carmen “Señora de Meirás” vivía en nº 8 de Hermanos Bécquer, Lo primero que percibí es que no tenían el más mínimo aprecio por la obra pictórica del Caudillo, nos trajeron los cuadros quizás de un desván porque estaban sucios y desvencijados, pedimos elementos de limpieza y martillo para apretar las cuñas y ponerlos en el mejor estado posible. Nos atendía un valet  con chaleco a rayas , nos trajo una caja de herramienta con un martillo plateado con el nombre de un barco y la fecha de botadura. El salón estaba abarrotado de objetos, tuvimos que hacer sitio para poder colocar la cámara y los flashes. Las pinturas eran bodegones y paisajes, unas eran muy naíf y otras de mejor factura donde se notaba la mano de Sotomayor que le daba clases, el académico y  director del Museo del Prado el que dijo  de González Robles “Hay un individuo, un tal Luis González, que está estropeando el arte español”. 
En la repisa de la chimenea donde colgaba un retrato del dictador realizado por Benedito apoyamos las pinturas para las tomas sobresaliendo sobre ellas la cabeza de Franco y el amigo Macuá decía: con que mala leche nos mira y Martín me comentaba que le recordaba el día que por su trabajo en Buenos Aires vio la momia de Eva Perón con chamuscados y goterones de ceras por las velas que ponían alrededor de la muerta. 
De una habitación contigua se oían unos rezos y curioseamos, era una pequeña capilla donde un cura jovencito decía misa solo para doña Carmen, terminado el oficio atravesó el curilla el salón y después ella y paso junto a nosotros sin mirarnos ni decir palabra como si fuéramos unos objetos inanimados. 
Cuando volvía de laboratorio de revelados con las fotos me encontré con César Pérez de Tudela, el montañero, nos conocíamos por lo que yo sabía que era un radical ultraderecha. Le dije César voy a darte una alegría, mira lo que llevo y le enseño las fotos de Franco, se emociona y dice todas las maravillas posibles sobre el dictador, el mejor hijo que había parido madre...Una de las pinturas de las naif representaba a Franco montado a caballo con un fondo de montañas nevadas y César inmediatamente las identificó, que era Gredos y dijo los nombres de los picos que se veían para seguir diciendo otros muchos elogios, para él de tan incomparable personaje. 


 Tiempo después me dijo Marino que el doctor Pozuelo le comento que estaba muy disgustado porque el Rey había dado una recepción a escritores y el no había sido invitado, pensaba si sería el motivo por la relación que mantuvo con Franco. Me comenta Marino, ya se cree escritor por un libro que le escribí yo, ahora estará pensando por que no le hacen académico de Legua

21 de julio de 2012

Capítulo LIII


La Restauración o la Restauración borbonica es el nombre que alude a la recuperación por parte de un miembro de la Casa de Borbon Alfonso XII. En enero de1875 llego a España y fue proclamado Rey antes las Cotes Españolas. 









Alfonso XII hacia 1875
Carroza con los Reyes Alfonso XII  y María de las Mercedes el día de su boda
    
Con motivo del centenario-1975- se organiza una gran exposición en el  Palacio de Velázquez del Retiro madrileño titulada, "La época de la Restauración". Tuve que realizar varios cientos de reproducciones de la "Ilustración Española y Americana" donde estaba  los documentos gráficos de la época y unos 1.500 metros cuadrados de murales fotográficos. 
El comisario de la exposición fue Joaquin de la Puente.


En el recién estrenado MEAC se hace una antológica de Manolo Millares (1926 - † 1972) 
Millares.- Sarcófago para un personaje feudal



Y en las antiguas salas del Paseo de Recoletos  otra sobre Mariano Fortuny  
Los catalogo lógicamente tenían que está hecho con antelación para las inauguraciones, yo tenía que ir a fotografiar donde estaban las obras así que me pasaba gran tiempo viajando, por ejemplo Fortuny  gran parte de su obra está en Barcelona.


También ese año me toco fotografiar todos los fondos de los Museos  de Jaén y del Greco en Toledo para su catalogación.

20 de julio de 2012

Capítulo LII





Al final de la dirección de González Robles, como en todo su mandato, se hicieron exposiciones de grandes artistas, entre otros. Walter Gropius (Walter Adolph Georg Gropius) (1883  † 1969).






Antoni Cumella i Serret (1913 † 1985) ceramista catalán. En una iniciativa pionera en España respecto a los estudios de diseño fue uno de los fundadores de la FAD (Fomento de las Artes Decorativas.)


 Pierre Soulages, nacido en Rodez (Aveyron, Francia) el 24 de diciembre de 1919) pintor, grabador y escultor francés, representante del tachismo que ahora tiene 92 años. 






 Günter Haese, Kiel (Alemania) 1924. Profesor de arte, desde 1962 trabaja el alambre de latón que con componentes desguazados de  relojes, espirales, muelles, pequeñas ruedas y otros objetos de artilugios mecánicos crea su obra. Es uno de los más importantes representante del arte cinético en Europa.


Rosa Chacel por Perez Rubio
Timoteo Pérez Rubio, (Oliva de la Frontera, Badajoz, 1896 - Río de Janeiro, Brasil, 1977) En 1921 consiguió la beca para la Academia española en Roma. Antes de irse a Italia, se casó con la gran escritora vallisoletana Rosa Chacel de la que tiempo después se separo.
 Durante la guerra civil es uno de los fundadores de la Alianza de Intelectuales Antifascistas para la Defensa de la Cultura, es nombrado por el gobierno de la República presidente de la Junta Central del Tesoro Artístico Nacional y dirige las tareas de reagrupamiento de obras de arte procedentes de iglesias, museos, etc., protección de monumentos frente a los bombardeos y, sobre todo, la evacuación de centenares de obras procedentes del Museo del Prado, Palacio Real, El Escorial y otros museos e instituciones desde Madrid a Valencia y Ginebra. Era subdirector del Museo de Arte Moderno. Se exilió a Ginebra y después a Brasil. Si no fuera por Timoteo, no podríamos contemplar las grades obras del Museo del Prado porque muchas hubiesen sido destruidas
 Concia su vida y me interesaba mucho su pintura. Yo lo daba por muerto. Un día en mi estudio una llamada de teléfono
--Soy Timoteo Pérez Rubio.
--¿Quién, un hijo del pintor?
--No, soy el pintor.
Yo estaba tan convencido que había muerto que me costó trabajo reaccionar.
--Si, soy el pintor y he vuelto de Brasil y nos tenemos que ver para fotografiar los cuadros de mi exposición.
Qué alegría está vivo y lo voy a conocer personalmente. En 1977 murió definitivamente, una persona entrañable