16 de enero de 2011

Capítulo XXII


El curso 53 – 54 me traslado a una casa cercana a la Escuela en la calle Arroyos donde alquilo una habitación. El Sindicato Español Universitario.(SEU) ubicado en la Calle Cuna tenía un comedor con precios asequibles donde almorzaba, para la cenas me las aviaba como podía ,frecuentaba un bodegón por la Puerta de la Carne donde una mujer en un gran perol hacia unos huevos fritos con patatas y chorizo riquísimo y por poco dinero, En otro cuarto de la casa vivía un profesor de escultura que me había dado clases el curso anterior, era muy joven tenía algunos años más que yo, Joaquín García Donaire, (Ciudad Real 1926- † Madrid 2003) gran artista en pintura y escultura como vivíamos los dos solos teníamos grandes ratos de charla. Luego en los años 80 el tenia un estudio en Madrid muy cerca del mío y nos veíamos con frecuencia en aquella época. Fue catedrático de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid durante casi 20 años. 


El curso trascurría con normalidad muchas horas de trabajo pero a gusto. Empezamos el dibujo del natural con Miguel Pérez Aguilera (1916- † 2004) gran maestro ninguno de sus alumnos lo han olvidado.

Fila inferior: Joaquin  Cañete, Isacio Contreras, Perez Aguilera, Maria Manuela Pozo, 
Anemi Rank (la alemana), Pepa Pando, Fila superio:  Primero no recuerdo, 
Cañadas Mazoteras, Antonio Arnau,  Jesús González  y José Abascal 




Cañete se hizo novio de María Manuela Pozo, se alquilo una habitación en una casa de gente seria donde vivió solo todo el tiempo que duro la carrera



El 2 de febrero de 1954 cayó una gran nevada en Sevilla hecho insólito, toda la Escuela nos fuimos al parque de María Luisa. La nieve alcanzó una altura de unos quince centímetros. Eladio Gil se revolcaba sobre la nieve y saltaba y patinaba sobre lo sitios helados y le empezamos a llamar “El Yety “ el abominable hombre de las nieves el “Metoh Kangmi”, de los porteadores nativos del Himalaya fenómeno que estaba muy de moda en aquella época ,se quedo con el apodo durante toda la carrera. Otro, buen escultor que le llamábamos Manolo el de Cádiz, (Manuel de la Fuente Cádiz 1932- † Mérida -Venezuela 2010) que siempre estaba cantando cuplés carnavalearos, se subió sobre un busto nevado que adornaba el jardín para hacerse una foto y él y el busto rodaron por los suelos que se partió, Manolo corrió por que unos municipales le perseguían, no le cogieron. A Manolo le contrataban en el Ayuntamiento de Sevilla para trabajar en el esculpido de la fachada de la plaza de San Francisco siempre inacabada. Un día le llaman y le encargan un busto para colocarlo en el Parque para sustituir el que un gamberro el día de la nevada había destrozado.

Nevada en Sevilla


En este año sucede algo, lo más importante que me ha pasado en mi vida. Un compañero de clase me comenta: a la clase de preparatorio a llegado una niña preciosa que te va a gustar. Solté la paleta y fui inmediatamente a curiosearla, Un primer vistazo por un ventanal que tenía aquel aula que había sido estudio de Gonzalo Bilbao,  luego me acerque a ella y quizás por mi indiscreción en la mirada ella se puso roja como una amapola y a mi me partió el corazón, Tenia 17 años yo intente relacionarme con ella y me acercaba y le hablaba de pintura y comentaba sobre lo que estaba pintando, muy amable y educada me seguía el rollo Dice que le enseñe mucho y le daba la lata, le acompañaba cuando me dejaba, un autentico pesado. Descubrí que media Escuela estaba enamorada de ella era delicada y femenina como yo nadie he conocido, muy inteligente pero a la vez muy ingenua. La verdad que no me hacia ni puñetero caso igual que al resto de sus enamorados, ella pensaba ingenuamente que lo normal en una mujer era tener una corte de enamorados. Se llama Piluca Gotor Díaz



El curso 54 -55 sigo en la misma casa. Clases de pintura con Alfonso Groso, un sobrino con su mismo nombre era alumno de clase, solo asistió a este curso por libre terminado el curso no apareció mas, no se le daba bien el pintar, era amable, educado y culto y sentía admiración por su tío. Yo pienso si era el famoso escritor del mismo nombre y quiso hacer este pinito, lo más probable, no lo he sabido. Pérez Aguilera sigue enseñando dibujo.


Clase de Groso.  Fila Inferior: La Modelo, Anemi Rank, Maria Manuela, Pepita Pando,
Superior:  El de la gafas no recuerdo, Yo, Cañete, Cañadas, Contreras , Almagro, 
No recuerdo y Arnau




No hay solución sigo enamorado de Piluca y le he escrito durante el verano desde Arcos donde yo andaba pintando paisajes sin recibir contestación había leído en ABC la boda de su hermana mayor Yo estaba enamoradísimo pero pensaba que tenía pocas o ninguna posibilidad, Me comentaron que tenía un novio lo que era verdad, así que intentaba pasar de ella y quitármela de la cabeza, salí con otras mujeres pero cuando la veía pensaba que no podía ninguna comparase con ella

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada