4 de marzo de 2011

Capítulo XXXIV


"En política y en amor el que vence es quien tiene razón".


Alphonse Karr (1808 - 1890).


Después del verano de 1959 me instalo en Madrid en casa de una señora viuda. Era una vivienda unifamiliar con jardincito muy agradable en el Alto de Extremadura cerca de Campamento allí alquilo dos habitaciones una de estudio y otra de dormitorio y además me hacen la comida. 


Piluca ha vuelto a Madrid en 1959 para hacer el curso de frescos, pero Ramón Stolz ha muerto y con los nuevos profesores ya no es lo mismo. Han pasado casi cinco años desde que la conocí y yo cada vez que la veo reverdeces mis sentimientos hacia ella. Así que esta vez me dedico a mi objetivo que es conquistarla. La llamo para vernos y salimos cada vez con más frecuencia, lo pasábamos bien hasta que un día decido que la fruta puede que este madura para dar un vuelco mas definitivo a nuestra relación, Decidido declararme y al intentarlo me entro un miedo escénico, imposibilitado a que me salieran las palabras, después de horas ella viendo mi confusión me dijo ¿Qué te pasa, quiere que seamos novios? ¡Siii! Qué alegría, por fin, desde entonces han pasado más de 50 años y 47 de casados y es la persona que más he querido que quiero y que querré en mi vida y la mas buena del mundo a la que le debo todo y ya quisiera haber sido para ella lo que ella ha significado para mí. El gran Amor .La mejor madre de siete hijos y muchos nietos 

Piluca. Mi novia 1962


Piluca ha vuelto a Madrid en 1959 para hacer el curso de frescos, pero Ramón Stolz ha muerto y con los nuevos profesores ya no es lo mismo. Han pasado casi cinco años desde que la conocí y yo cada vez que la veo reverdeces mis sentimientos hacia ella. Así que esta vez me dedico a mi objetivo que es conquistarla. La llamo para vernos y salimos cada vez con más frecuencia, lo pasábamos bien hasta que un día decido que la fruta puede que este madura para dar un vuelco mas definitivo a nuestra relación, Decidido declararme y al intentarlo me entro un miedo escénico, imposibilitado a que me salieran las palabras, después de horas ella viendo mi confusión me dijo ¿Qué te pasa, quiere que seamos novios? ¡Siii! Qué alegría, por fin, desde entonces han pasado más de 50 años y 47 de casados y es la persona que más he querido que quiero y que querré en mi vida y la mas buena del mundo a la que le debo todo y ya quisiera haber sido para ella lo que ella ha significado para mí. El gran Amor .La mejor madre de siete hijos y muchos nietos 


"Ostensirio" Coomonte
En 1961 Un joven escultor José Luis Alonso Coomonte “Coomonte” (Benavente. Zamora, 1932) había realizado una custodia en hierro forjado que titulo “Ostensorio” Ese año se celebraba la Bienal de Arte Sacro de Salzburgo y “Exteriores” decidió enviarla y para que no fuera tan desnuda a Jesús Núñez (Betanzos, 1927) artista que sobre todo ha destacado en el grabado, le encargaron  unos tapices  que sirvieran de fondo a la custodia y a mí la mesa de altar donde se expondría. Construí una mesa de altar de cerámica en el horno que tenia Javier Clavo (1918- † 1994) gran artista multidisciplinar, con  dibujos casi abstractos que recordaban a soles lunas y estrellas en vidriado  azul sobre bizcochos, (ladrillos),  con la tapa de trampantojos de granito materiales que creí  más apropiado para combinar con el hierro oxidado de la escultura
Por el conjunto le dieron a España la Medalla de Oro de la Bienal.  Coomonte en su biografía dice que dieron la medalla de oro a la escultura. Tanto Núñez como yo no le hemos discutido nunca ese error y yo soy el primer admirador de esa obra que se encuentra en el Museo Reina Sofía y que pienso no la ha superado con otra. Creo que la custodia fue la base del premio.




Al final de 1961  vuelvo a Jerez  para estar cerca de mi novia que vivía en Sevilla. Sigo pintando abstracto pero estoy bastante desilusionado  y aunque trabajo mucho no acabo nada y destruyo todo. Padezco una grave depresión crónica y habitual en mí.  

En 1962 entro como profesor de dibujo en los Marianista cosa  que no me gusta nada pero tenía que vivir y quería casarme. Al principio de 1963 me proponen  hacer, diseñar y construir una serie de escaparates para Osborne y aunque esto era un trabajo provisional ganaba más del doble que en los Marianista así es que como yo estaba harto de niños, en aquel tiempo intocables hijos de papá, me despedí  y llame para que me remplazara a Manolo Daza  profeso de dibujo, jerezano y compañero de Bellas Artes, se puso contentísimo y agradecido,  tanto como que se ha jubilado allí, 
Cuando a veces me preguntan ¿cómo has hecho tantas cosas y nunca te has acogido a un trabajo fijo?, contesto, porque entonces Daza no se hubiera jubilado en los Marianistas me hubiera jubilado yo
En el tiempo que estuve en los Marianistas se estaba realizando el retablo de la Capilla que se lo habían encargado a José Luis Sánchez (Almansa, 1926) escultor de renombre internacional, “Pepus” para los amigos, así que lo pase muy bien con tan entrañable persona el tiempo que paso en Jerez. Pienso que debía tener cierta amistad con el arquitecto Masaveu del que recibiría encargos (pura especulación) porque he descubierto algunas obras suyas en Jerez. Bajo relieves en las entradas de algunas torres de Icovesa o una escultura en acero inoxidable que por su estilo me parece de él ubicada en la fachada de una casa entre la calle Cartuja y Madre de Dios Hoy su obra se cotiza muy alto. No creo que los vecinos de las casas de la  Avd., del Amontillado lo sepan
Para el trabajo de los escaparates me ayudo Javier Bellido que desde entonces colaboramos juntos en todos y diversos trabajos hasta que me volví a marchar de Jerez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada