10 de febrero de 2011

Capítulo XXV

Curso del 55- 56 Seguía en la misma vivienda, la ventana de mi habitación daba a un gran patio donde de vez en cuando de noche se oía un vozarrón que decía “¡ya llueve!”, ya estaba acostumbrado a esta voz pero la primera vez que la oí me asomé por la ventana y no llovía y el cielo estaba despejado. Lo comente por la mañana y me dijeron que era un vecino loco que tenía esa manía. La casa era de una señora viuda con un hijo treintañero, cotilla, afeminado con complejo de Edipo. Tengo buenas amigas y quiero olvidar mi amor imposible.



Este año seguimos con Grosso, pero lo más importante son las clases magistrales de paisaje de Rafael Martínez Díaz. Con frecuencia voy al Museo de Sevilla, hay una pintura de este artista "Niñas pobres" (1952) que no dejo nunca de ver.



Con unos cuantos compañeros de estudio organizamos un viaje a Barcelona durante las vacaciones de Navidad de 1955 para ver la III Bienal Hispanoamericana le dieron el Gran Premio a Osvaldo Guayasamín artista que años después trate mucho. Visitamos Valencia, en Barcelona vivimos en el "Barrio Chino" ahora se llama "El Raval" Noche Buena Misa del Gallo en catalán y en la Sagrada Familia. Noche vieja en Madrid, campanadas y uvas en la Puerta del Sol donde estaba la librería y galería de Fernando Fe y exponían en ese momento Luis Feíto y Canogar precursores entre otros del rompimiento con el llamado academicismo, que nos gusto mucho así como la Bienal. lo que más me intereso de la Bienal fue Tapies no sé si en ese momento me gusto o no, pero me impacto mucho. Año Nuevo de 1956 en Ávila nevada y helada con Fermín Ahijado escultor abulense, compañero de la escuela y de piso



Un día por causa de algo que no quiero contar y por culpa del cotilla me marcho de la calle Arroyo y con unos compañeros de curso (entre ellos Fermín el de Ávila) que más que compañeros éramos amigos y todos vivíamos de similar manera nos realquilaron un piso reservándose una habitación la señora inquilina. Tenían dos hijos uno gamberro total que maltrataba a la madre por lo que más de una vez por esta causa tuvimos que vérnoslas con él, la madre lloraba pero le perdonaba todo, el otro el mayor seminarista y próximo a cantar misa. Esta era su esperanza y por ello tenia montado el “cuento de la lechera” que a veces nos contaba, Cuando su hijo fuera cura de un pueblo y ella viviría con él y la llamaran la madre del señor cura y otras ilusiones así, pero a punto de consagrarse sacerdote dice que no tiene vocación y lo deja, aquella mujer enfermó y casi se muere del disgusto.



En aquella casa vivíamos cinco, cada día a uno le tocaba la compra y hacer la comida y normalmente teníamos un invitado, hoy buen y conocido artista pintor, Me voy a reservar su nombre. Ya apuntaba ser un buen artista pero sus condiciones de vida personales eran extremadamente difíciles. Su madre había muerto y su padre analfabeto total, camarero eventual, él lo admiraba en su trabajo, llevaba todas las cuentas y las comandas en la cabeza sin saber anotar nada. Tenía un hermano menor y vivían en una habitación los tres y dormían en la misma cama, La abuela les daba de comer con dificultades y el era una persona que no le avergonzaba su situación y lo contaba, al menos a mi pues éramos muy buenos amigos y lo seguimos siendo, Por esta razón le llevábamos a comer con nosotros.



José Hernández Díaz (1906- † 1998) en 1955 Rector de la Universidad Hispalense (años después fue alcalde de Sevilla) y anteriormente director de la Escuela de Bellas Artes donde seguía siendo profesor de Historia del Arte, como éramos pocos alumnos las clases no la impartía en su despacho del rectorado, nos conocía a todos bastante bien el sabia que vivíamos en un piso y nos hacíamos la comida. Joaquín Ruiz Jiménez (1913 - † 2009) era Ministro de Educación y fue a visitar la Universidad de Sevilla donde había sido profesor en 1945. El rector lo llevo a su amada Escuela, el Ministro tenía un apósito en la frente, porque en aquella época había disturbios estudiantiles y en una visita a la Complutense le hirieron de una pedrada.



Hernández Díaz nos presento al Ministro y le comenta como vivíamos y nos hacíamos la comida y el Ministro dijo: pues a partir de mañana daré la orden para que manden dinero y se paguen un Colegio Mayor y lo cumplió. Nosotros tuvimos que enviar al Ministerio nuestros datos para cumplimentar esas becas y en listado metimos a nuestro amigo al que invitábamos a comer, que por supuesto también se la dieron. Como ya estaba el curso empezado los Colegios Mayores estaban casi al completo y solo había sitio para cinco y éramos seis, yo soluciono rápido el problema, yo no voy y me den el efectivo y así se hizo y yo muy feliz porque era una sustanciosa cantidad y era libre sin tener que someterme a ninguna disciplina. Ruiz Jiménez dimitió poco después ante las dificultades que atravesaba en su quehacer y por un duro enfrentamiento con la Dictadura. Me contaron que Franco le llamaba “Sor Intrépida” porque era muy religioso. Fue presidente en España de Pax Romana que era una organización de universitario católicos europeos



Ruiz Jiménez ha muerto en 2009 con 96 años. Algunas veces he estado cerca de él en Madrid y le he fotografiado y siento el no haber tenido ocasión de darle las gracias personalmente,



Creo que fue este año la Orquesta Nacional de España en el patio de la Montería de los Reales Alcázares, asistí a un inolvidable concierto bajo la dirección de Ataulfo Argenta. Años después oí contar a su hijo Fernando por radio que aquel día su padre estaba enfermísimo y a punto de suspenderse el concierto pero saco fuerzas de flaquezas y lo dirigió. Tuvo que dejar el pódium durante seis meses para recuperarse del ataque feroz de una tuberculosis intestinal que le acercó a la muerte.
Los tres becado de Bellas Artes.  Jesús González,  Antonio Arnau,
 uno del Opus y Antonio Almagro




Verano de 1956 me becan para el curso de verano de la Universidad de la Rábida, todos los seleccionados eran estudiantes destacados de entre todas las universidades de España, también algún sudamericano que estudiaban aquí. Recuerdo algunos de los que estuvieron que con el tiempo llegaron a ser personajes en política, educación y en la empresa había dos hermanos riquísimos en dólares sobrinos de presidente dictador nicaragüense Anastasio Somoza esto se quedaron yo creo que para siempre en España porque los he visto por Madrid muchos años después. Aquello fue una experiencia interesante sobre todo por ser un feudo del “Opus Dei” donde pescaban para la Obra entre tantos cerebritos, algunos cayeron en las redes o se dejaron pescar lo que en aquel tiempo no era mal negocio para trepar 








Fotografía de la derecha "Fuentepiña" es como se denomina a la casa de campo situada a escasos dos kilómetros de la localidad de Moguer (Huelva, España),
La importancia de esta finca es capital en las obras del poeta Juan Ramón Jiménez, que la evoca continuamente en obras suyas como “Platero y yo”, donde Juan Ramón decidió enterrar a su amado Platero junto a la casa bajo el pino centenario. 
En la foto Vicente Rodríguez Casado (n. 29 de abril de 1918 en Ceuta - † 3 de septiembre de 1990 en Cercedilla, Madrid), fue historiador, fundador y rector de la Universidad Hispanoamericana de Santa María de La Rábida, miembro del Opus Dei, Jesús González, poeta peruano lee "Platero y yo" (el libro que tiene en la mano era de mi propiedad ). Jesús Arellano Catalán (n. Corella, Navarra, 24 de diciembre de 1921 - Sevilla, 18 de enero de 2009) fue un filósofo español, catedrático y fundador de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Sevilla. Fue además el primer Decano de la Facultad de Psicología de la misma universidad. miembro del Opus Dei y una de las mas excelente persona que he conocido.

Pintando en la Rábida en el verano de 1956 frente a la "Punta del sebo" donde  Colon partió para  descubrir América.



Allí conocí a Luis Gordillo (Sevilla 1934) entre otros, acababa de terminar derecho con una media de sobresalientes y matriculas en toda la carrera. Rápidamente hicimos amistad. Yo era pintor y él me confesó que la pasión de su vida era la pintura, en ese momento no hacia la ó con un canuto, dibujaba y me los mostraba para que yo opinara, estaba verdísimo, pero no he conocido y he conocido muchos artistas, pocos con más vocación que él. Abandonó su brillantísima carrera de derecho y dedico al cien por cien a pintar, pasó casi10 años durísimos, en Madrid dado clases de francés hasta que empezó a abrirse camino con constancia y perseverancia y empezó a tener éxito tanto artístico como económico. Hoy es conocido en todo el mundo y sus obras alcanzan precios altísimos









Punta del sebo. "Monumento a Colón, a la fe descubridora". Obra de la escultora  norteamericana  miss G.V.Whitney 
Regalo del pueblo de  Estados Unidos al pueblo Español en el año de 1929


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada