7 de junio de 2010

Capítulo III

En aquella época no eran fácil los viajes, así que los “Almacenes Tomas García - Tejidos y Novedades” enviaban a sus empleados a los pueblos de la sierra gaditana a visitar a los clientes con unos maletones de muestras,



Arcos de la Frontera


--Mire estos paños que nos acaban de llegar de Tarrasa y estos tejidos de estampados para Manolita de Sabadell, ahora para primavera y a don Jesús este corte de cuatro varas Tamburini de espigas, lo mejor para un terno.
Mi padre viajante de los almacenes y mi madre clienta, entre tela y tela se enamoraron en Arcos de la Frontera y se casaron en 1930.
Fue un noviazgo para aquellos tiempos no muy largo. Mi padre iba todos los domingos y fiestas a Arcos, los novios salían a pasear acompañado de la carabina, que era advertida de que estuviesen atentas a cualquier maniobra del novio. Un día sentados en la camilla acompañados de la madrina y su hermana Teresa -nuca podían estar los novios sin testigos, era impensable en aquellos años que una señorita de familia respetable estuviera con el novio a solas cuando Manolo mirando fijamente a los ojos de Manuela le dio con el pie por debajo de la camilla, lo que provoco en los dos grandes carcajadas ante la extrañeza de las vigilantes que no entendían que pasaba por lo que se ponían cada vez más serias por lo que a los novios le causaban cada vez mas hilaridad. Mi madre lo contaba como un acontecimiento y aun se reía de la escena

Desde la caída de la monarquía y la instauración de la Segunda Republica en 1931 debido al estado laico, que se promulgara en octubre de ese año, la actitud de la Iglesia defendiendo al Rey en aquellos momentos de odio a la monarquía y exaltación republicana, fue clara y conscientemente provocativa, formándose desde aquel momento desencuentros monárquicos,  católicos y republicanos. El Primado de España, cardenal Segura, con una carta pastoral que publicó el 7 de mayo fue realmente incendiaria, por lo que año 1932 que hasta entonces nadie había molestado a la Iglesia empezaron actos vandálicos, barbarie y anticlericalismo con quema de iglesias y conventos y destrucción de obras de arte, Al final, quien salió más beneficiado de estos incendios fue la propia Iglesia, aprovechó la ocasión para arrimar el ascua a su sardina. Sabedora de que estos actos vandálicos habían causado una fuerte conmoción entre los católicos, metió presión a su aparato propagandístico y lo puso a trabajar a toda máquina, aparte de las insidias contra el régimen republicano que lanzó desde los púlpitos organizando multitud de actos de desagravio.

En 1932 con un analfabetismo altísimo y a pesar de ello había una elite llamada “Edad de Plata” de la cultural española la generación de 1898, que se mantuvo activa durante todo el periodo, con Baroja, Azorín, Unamuno, Machado, Valle-Inclán o Maeztu, vendrá la generación de 1914, con intelectuales como Juan Ramón Jiménez, , Pérez de Ayala, Marañón o Gómez de la Serna, científicos como Santiago Ramón y Cajal, Premio Nobel en 1906, o filósofos como Ortega y Gasset o María Zambrano, dirigentes republicanos como Manuel Azaña, Fernando de los Ríos o Julián Besteiro, pertenecieron al mundo de la cultura. El grupo de poetas generación de 1927 fue excepcional. Dámaso Alonso, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Premio Nobel en 1977, Rafael Alberti, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Miguel Hernández y García Lorca. Ramón J. Sénder fue el más destacado novelista, En la pintura y la escultura conviven grandes artistas el escultor Mariano Benlliure o los pintores Zuloaga y Sorolla, con figuras clave en el desarrollo del arte mundial del siglo XX como Pablo Picasso, que evoluciona hasta la creación del cubismo. Pintores geniales como Joan Miró o Salvador Dalí, y escultores como Pablo Gargallo y Julio González. Estos artistas de vanguardia eran solo conocidos por una exigua elite social. En el cine, destaca la figura de Luis Buñuel, y en música entre otros Joaquín Turina, Manuel de Falla, Jesús Guridi, Óscar Esplá, Federico Mompou, Salvador Bacarisse, Ernesto Halffter, Xavier Montsalvatge, Pablo Sorozábal, Joaquín Rodrigo y Roberto Gerhard.



Soledad se había asomado a la calle y había visto jornaleros del campo que andaban un poco alborotados, se acerco a la taberna vecina a ver a María la Manzanita, la mujer del tabernero, a enterarse, que le comento, que había unos forasteros que arengaban contra curas y señoritos,
Mira Soledad lo que han formado, dicen que son comunista y que todos tendrían que estar apuntado al partido, el otro día Paco el Estrello decía que él se iba apuntar y lo primero que iba a hacer es pedir la mitad de las gallinas de don Juan Ramón, el dueño del cortijo El Manzanal, donde él era jornalero cuando había algo que hacer, como que cree que se las van a dar, el pobre esta chalao de nacimiento.

Soledad volvió con la noticia. Todo el mundo en la calle sabía lo de nacimiento del niño de Manolita la del Grifo y si los veían salir arreglados y con el niño en brazos sabrían que iban a bautizarlo y esto lleno a todo el mundo de preocupación por que pudiera haber algún malarate* (1)
--Pues el cura nos está esperando dijo mi padre.
--Salimos por la puerta falsa dijo el padrino.
Además de la puerta principal que estaba en el jardín había otra que daba a una calle posterior -Tras los Molinos- y así a escondidas me llevaron a la Iglesia Mayor de Santa María y me pusieron de nombre Jesús.
Mis padrinos de bautizo fueron los mismos de mi madre a los que yo llamaba abuelos que no eran tales. Mis abuelos biologicos ya habían muertos cuando yo nací.* (2)


* (1) Caló, mala sangre, menstruación, mala persona.
* (2) Cuando me refiera a mis abuelos maternos serán estos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada