19 de septiembre de 2010

Capítulo VI




 Mis padres vivían en una casa alquilada de la calle de San Miguel donde había muerto mi hermana, tengo recuerdo del comedor con la mesa, una escalera y un patio oscuro. Yo debía tener de dos a tres años cuando nos trasladamos a la calle Horno nº 3, donde comienzo a escribir esto hoy 2 de Noviembre de 2009 Día de los Fieles Difuntos cuando cumplo 77 años.

Esta casa la habían comprado mis abuelos pensando en mis padres.
Cuando yo contaba tres años, fue la quema del periódico "El Guadalete", periódico político y literario (1852- 1936) He sacado del Diario de Jerez lo siguiente:


"El Guadalete” y Diario de Jerez. Prestigiosa cabecera esta última, felizmente recuperada, casi medio siglo después de que ambos diarios fueran incendiados en la mañana del 15 de abril de 1936, el mismo día en que las hordas marxistas quemaran el convento de Las Reparadoras; y tras una oleada de horribles desmanes de las turbas enloquecidas. El Diario tenía su redacción y administración en la calle Higuera, núm. 2, y “El Guadalete”, en la calle Horno, núm. 6. Ambos locales, donde se ubicaban también sus talleres, fueron incendiados por completo y sus muebles y enseres quemados en la vía pública"
Recuerdo con claridad el edificio ardiendo a pocos metros de casa, los incendiarios que eran muchos y la imagen de un personaje envuelto en una manta marrón junto a una fogata, la de los muebles, algunos llevaban armas y oí disparos, una bala entro en la habitación donde yo dormía, que era la misma de mis padres, el proyectil se había clavado por encima de mi cuna a poca distancia de mi cabeza Vi a mi padre con un cuchillo extrayéndolo de la pared la bala torcida por el impacto.


 A pesar de mi corta edad era muy consciente de que había una guerra. Un día vi unos soldados en formación por la calle Larga que decían eran italianos. También los moros (regulares) que llegaban al aeródromo de Jerez al mando del entonces capitán Mizzian. Oía por radio los "partes" donde daban las noticias de que alguna ciudad había sido tomada por los nacionales, tocaban las campanas de las iglesias y en los balcones se ponían colgaduras, banderas, en casa que hay tres se colocaba en los extremos la rojo y gualda y en el centro una roja y negra de la falange con el yugo y las flechas. Yo oía a mi padre comentar que habían matado a fulano o a mengana en aquellas sacas.


Niños de la Guerra


Yo en aquellos tiempos de guerra también pasaba temporadas en Arcos con mis abuelos, me apuntaron a los "balillas", no creo que mi abuelo fuera partidario del "movimiento" pues al final del "parte" que daban por radio siempre decía ¡Viva Franco. Arriba España! y abuelo siempre con sarcasmo comentaba: Tan arriba vamos a llegar que veras cuando nos caigamos de tan alto.

Me hicieron un uniforme de camisa azul, gorro cuartelero y correaje y con fusil de madera que me construyo el tío Currito que era carpintero, Me recuerdo así vestido pero creo que solo me lo pusieron una vez, no recuerdo haber ido al cuartel con otros niños que creo era la norma.

Opera Nazionale Balilla
Los balillas fue una organización de la juventud italiana fascista conocidos mundialmente como Opera Nazionale Balilla desde su fundación el 3 de abril de 1926.para la Educación, Cultura, Espiritual y Religiosa ,programa fundamental de la educación fascista de los niños, estructurada en unidades de tipo pseudo-militar (escuadras, centurias, cohortes, legiones).*
Hitlerjugend

En Alemania nazi, los niños eran enrolados desde la escuela en las filas de la Hitlerjugend.. (Juventudes Hitlerianas) Se les inculcaba la idea de que serían los futuros guerreros conquistadores del mundo, cuyo ídolo y objeto de adoración era la persona de Hitler.




Franco intentó organizar a los niños, falangistas de España, copiando el nombre italiano de "Balillas" pero se topó con una férrea oposición de la Iglesia católica.  
Balillas españoles

"Reciben educación importada de Italia (...) Y es la Falange Española la encargada en adiestrarlos en el salvajismo y la crueldad de ellos (...) - se hicieron llamamientos a los niños. Las familias adineradas acudieron con sus hijos, creyendo que aquello no pasaría de unos desfiles teatrales y los uniformaron. Poco después los niños fueron sometidos a una disciplina militar (...) y a recibir ricino cuando llegaban tarde a los cuarteles. (...) Y ahora los niños de la España rebelde están sujetos a una cruel militarización. Reciben el nombre de "balillas" hasta los doce o trece años. Entonces pasan a la categoría de "flechas" hasta los dieciochos. Y, por ultimo pasan a la calificación de falangista...".**


Que diferencia entre los uniformados niños italianos y alemanes y la pobreza de los españoles



*Denominación ya desde el siglo XVIII cuando unos niños hicieron huir a los invasores austriacos a pedradas , gesta que paso al himno italiano en 1847 -I bimbi d'Italia ,Si chiaman Balilla-
 **18 de abril de 1937. Manuel Ortega, del libro "Crónica general de la Guerra Civil" de artículos recopilados por María Teresa León.

Algunas fotografías han sido bajada de internet.Si alguna persona, física o jurídica, posee los derechos de las imágenes aquí reproducidas y no concede su uso, sírvase  contactar con fototecahispanica@gmail.com-para proceder a su retirada
  

1 comentario:

  1. Buenas. ¿Es usted el balilla que alza el brazo?

    ResponderEliminar