18 de junio de 2010

Capítulo V

Cristo  de Rosa Ramallo

 
 


Cuantas gentes se me han quedado por el camino. Yo soy agnóstico con un pie en el ateísmo.*(1 )Yo no afirmo ni niego la inmortalidad del hombre. No veo razón para creer en ella pero tampoco tengo ningún medio para desaprobarla, lo que más me preocupado en esta vida es “de dónde venimos y a donde vamos”, “To be, or not to be: that is the question ”Hamlet” considerado un ícono arquetípico del hombre existencialista. Considero que las religiones no son una parte esencial de la condición humana, pero sí de la cultura y de la historia. Me identifico con el cristianismo por educación y cultura otros prefieren llamarla «civilización». Me falta la fe, como Tomas tengo que meter los dedos en la llaga. “me esfuerzo por vivir cuanto puedo en Cristo” (Joan Maragall); Tengo un crucifijo en mi mesa de noche y otro popular de la portuguesa Rosa Ramallo colgado de la pared y le sigo sin creer en su divinidad. Soy un cristiano ateo, respetuoso con los derechos humanos considero positivo el cristianismo, que ha dado al mudo y sobre todo a Europa y ha llevado a América muchas cosas positivas a pesar de las supersticiones abusos calamidades y guerras que se han perpetrado por causa de esta y otras religiónes,


Desde que tuve capacidad para desprenderme de parte de la basura que me habían imbuido monjitas y religiosos empecé a conectar con el pensamiento libertario de André Breton, Jean-Paul Sartre y ferviente admirador de la obra de Albert Camus, animadores de la escuela existencialista que yo adopté y que sigo profesando. Pero entonces paralelamente surge un grupo de jóvenes seudoexistencialistas invadiendo y adulterando con una bohemia moralmente cochambrosa de los que yo nunca me identifique pero que en su iniciación tuvo grandes resonancias en la juventud intelectual del mundo.


Parece que la constitución Europea quiere obviar el hecho religioso, en este contexto, Juan Pablo II recordaba que la herencia cristiana de Europa debe mencionarse explícitamente en el proyecto constitucional.




“de la concepción bíblica del hombre, Europa ha tomado lo mejor de su cultura humanista, ha encontrado inspiración para sus creaciones intelectuales y artísticas, ha elaborado normas de derecho y, sobre todo, ha promovido la dignidad de la persona, fuente de derechos inalienables”-


“En el fondo, tras el debate constitucional se esconde otro más profundo: se trata de analizar si Europa va a quedarse en un interesante proyecto económico y político o si se propone metas más altas. Fue el cristianismo el que integró la cultura clásica grecorromana con el mundo germánico y eslavo. Del cristianismo surgieron las Universidades, centros del cultivo del saber: Oxford, Paris, Bolonia, Salamanca(...) La propia modernidad europea tomó del cristianismo los principios de libertad, igualdad y fraternidad que con el tiempo se plasmaron en la democracia y los derechos humanos.”(...) "¿Cómo se entienden las ciudades europeas con sus catedrales, iglesias y museos sin el cristianismo? ¿Qué decir del arte, la literatura o la historia del continente?” * (2)

La religión que más me interesa es la griega con muchos dioses, con virtudes y vicios, buenos y malos, en manos del destino son los más próximos y mas humanos. A mí me han dominado siempre Eros y Tánatos,


Fue Empédocles de Agrigento, filosofo griego (siglo V. A.C.), quien habló de los dos principio básicos, que luego tomará Freud, Amor y Discordia, es decir Eros tiende a unir, Tánatos a deshacer y separar. Esta fantasía cósmica fue trabajada por el creador del psicoanálisis como una forma de explicar la naturaleza de lo humano. Freud tomó de la mitología griega el nombre Eros para designar a las pulsiones de vida, dada su base sexual, hacia lo erótico recuperando el mito del amor, describió el juego combinado de la pulsión de vida y la pulsión de muerte.


Coincido también con los astrólogos (en los que no creo) que son las divinidades de los escorpio, signo zodiacal al que pertenezco


Todos mis amigos muertos, permanecen vivos en mi mente son inmortales. Recuerdo a amigos, que ya no está junto a mí, pero está vivo en mi memoria, les he resucitado, "ser el hombre un individuo y, como tal, a la vez él mismo y la especie entera, de tal suerte que la especie entera, participa en el individuo y el individuo en la especie entera" * (3) Vivos o muertos, que a mi edad son ya muchos, los proclamo santos, significando de coparticipación mutua con los difuntos, en mi agnosticismo les rezos, para obtener de ellos sentimientos de confianza y afecto, a considerarlos amigos y protectores y a implorar su ayuda en momentos de dolor porque que si hay algo después de la muerte que venga alguno y me lo cuente. "Dame una pizca de evidencia y estoy listo para saltar a tu lado." * (4)


Nadie ha venido.



* (1) "El agnóstico, palabra creada por Thomas Henry Huxley, suele separar las posturas religiosas entre "conocer" y "creer". Para el agnóstico una persona religiosa se distingue de una atea por el hecho de que el religioso "cree" y el ateo "cree que no". Así, el agnóstico se aparta de estas posturas indicando que unos y otros (religiosos y ateos) afirman un nivel de conocimiento sobre la realidad superior que él no comparte. En cambio, para el religioso no se puede hacer esta separación: la afirmación "creo en Dios" implica "conozco que Dios existe". Agnosticismo es una afirmación categórica sobre el conocimiento de realidades superiores indicando que estas no son cognoscibles, y que los seres humanos no están equipados para descubrir la existencia de tales realidades o para probar su inexistencia.






*(2) Francisco Javier Pérez-Latre, profesor de la Universidad de Navarra


* (3 ) El concepto de la angustia . Sören Kierkegaard






* (4) Huxley, en carta a Charles Kingsley del 23 de septiembre de 1860 "Por naturaleza tengo la antipatía más grande posible contra el ateísmo. Y sin embargo sé que yo —a pesar de mí mismo— soy exactamente lo que un cristiano llamaría un ateo. No puedo ver ni una sombra de evidencia acerca de que lo desconocido que se esconde tras los fenómenos del universo tenga algo que ver con nuestra relación con un Padre que nos ama y nos cuida, como dicen los cristianos. Así que con respecto a los demás dogmas cristianos —como la inmortalidad del alma y el castigo y recompensa futuros— ¿qué voy a objetar yo —que me siento compelido a creer en la inmortalidad de lo que llamamos materia y energía y a creer en un inconfundible estado actual de castigos y recompensas por nuestras acciones— qué voy a objetar contra esas doctrinas? Dame una pizca de evidencia y estoy listo para saltar a tu lado.


Huxley, en carta a Charles Kingsley del 6 de mayo de 1863 "Darwin en ese momento aceptó que «el cristianismo no está apoyado en evidencias», pero que él no estaba dispuesto a forzar esa idea en nadie, ya que de hecho «yo no abandoné el cristianismo hasta que tuve cuarenta años de edad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada