27 de mayo de 2012

Capítulo L


En diciembre d 1974 muere Pérez Embid
Escassi dura poco tiempo en la dirección del Museo, con la llegada de Martínez Esteruelas como Ministro entra en la  Dirección General de Patrimonio Artístico y Cultural un general  historiador Miguel Alonso Baquer y  de director del MEAC un conocido crítico de arte Carlos Arean un personaje muy controvertido, franquista y facha hasta la médula,  Nos conocíamos desde mis tiempo de estudiante de Bellas Artes, yo con él tuve muy buena relación y aparente amistad porque no me fiaba de él ni un pelo, Mi forma de actuar en el trabajo siguió siendo la misma sin recorte alguno. Con la llegada de Arean se separa la Comisaría de Exposiciones del Museo 






En la Ciudad Universitaria, (1975) se termina la construcción y la instalación de del nuevo edificio del MEAC, González Robles había sido el promotor y se realizo  bajo su dirección como museólogo pero como Moisés que no pudo entrar Jericó, el tampoco pudo inaugurar el museo, para él era la gran obra de su vida. No fue invitado a la inauguración

De las vicisitudes de la construcción de este edificio podía escribir un libro si supiera hacerlo ya que yo en mi faceta de relaciones publicas tenía que resolver problemas entre los técnicos (Dragados) y la dirección o acompañar a visitas.

En Julio de 1975 se inaugura el Museo  Español de Arte Contemporáneo, (MEAC) por  Franco, (cuatro meses después moriría), Hubo mucha movida que  viví en directo que no comento para no alargarme. Estuve a un metro de Franco. La impresión que tuve. Era como un zombi, llevaba la mirada perdida había gente que saltándose la barrera de los guardaespaldas le saludaba haciéndole reverencias, alzaba ligeramente la mano que le estrechaban pero daba la impresión de no conocer a nadie Tenía que hacer un recorrido muy corto milimétricamente estudiado que yo ya conocía de antemano  Me sitúe en lugar que sabía tendría que pasar muy cerca, tenía mucha curiosidad por verle. Juan de Ávalos, (Mérida, 1911- †  Madrid, 2006), escultor del Valle de los Caídos, también debió de percatarse del lugar que se podía estar más cerca del General, se acerco a mí, nos saludamos y cuando Franco prácticamente lo teníamos encima se lanzo Ávalos y casi se tira a sus pies dándole la mano y haciéndole reverencia, llamándole ¡excelencia! ¡excelencia! Franco seguía con la mirada perdida y no creo que le reconociera. Iba bien maquillado en tono rosado bastante subido, y era conducido por el personal que llevaba a su alrededor.

 Cuando muere  Franco y entramos en democracia Ávalos lo negaba como San Pedro negó a Cristo, yo le oí decir verdadera barbaridades del dictador, que cuando le encargaron el Valle de los Caídos él nunca hablo con Franco ni tuvo relación directa con él, y como cuando fue director del Circulo de Bellas Artes no pudo realizar algunos proyectos porque la censura de la dictadura no se lo permitía,



Avalo era muy habilidoso para saber venderse y sacar trabajos, esto que voy a contar me lo contaron y como me lo contaron yo lo cuento. 
En Valdepeñas realizo un monumento a la Victoria. Dice que se presento a las autoridades de la zona, Diputación, Ayuntamientos. Contó que Franco le había dicho que como pasaba frecuentemente por allí para ir de caza había visto aquel monte tan apropiado para hacer un monumento en conmemoración de la Victoria que fuera pensando en ello, y que el ya tenía el proyecto hecho lo que sería de gran satisfacción para el Caudillo su realización, claro las autoridades perdieron el culo y el monumento se realizo, representaba la figura de una Victoria alada que la gente confundían con un ángel, bastante feo, parecia una campana con alas Con la democracia le pusieron una bomba y lo hicieron saltar por los aires y han quedado unos hierros retorcido con mas belleza que el original y así se conserva, que se puede observar desde la carretera de Andalucía
Un día por mi trabajo tuve que ir a Valdepeñas acompañando al Subdirector General para ver al alcalde que era de UCD nos invito a comer y le comente el asunto del monumento. Nos conto que había ido Avalos a verle para reconstruirlo, dándole otro sentido, él de buenas maneras lo mando freír espárragos. 
No me gusta la obra de Avalos. Franco queriendo emular a Felipe II superviso hasta los más mínimos detalles del Valle de los Caídos monumento lleno de caprichos del dictador.

Ante la inauguración, un escolta me pregunto dónde estaban los servicios, me comento que Franco padecía incontinencia urinaria y tenía que ponerse en la puerta del WC más cercano por donde él fuera pasando por si se presentaba el problema, que él siempre desempeñaba el mismo cometido para que su cara fuera conocida  y no hubiera confusión. Se notaba que Franco concia sus problemas y tenía una fuerte voluntad para disimularlos, Cuando termina el recorrido pasa al salón de acto y sobre el escenario en una mesa alargada que preside se sientan las autoridades que dan los discursos pertinentes, Franco no abre la boca pero ante una señal convenida de alguien de su personal lee una cartulina que esta puesta delante de él que nadie pude ver porque la mesa esta en alto y con letras de casi de 10 centímetros con la frase “Queda inaugurado el Museo Español de Arte Contemporáneo”. Y aquí se acaba la función
Yo tuve que tratar algo con el jefe de seguridad en los preparativos de la visita  de Franco, un tipo como  un James Boon que yo había conocido  en Santiago de Compostela tiempos antes con motivo de una exposición de libros de la Biblioteca Nacional y que estaban relacionado con Persia - Irán La exposición se monto en el Hostal de los Reyes Católicos, la inauguraba la princesa Shams hermana melliza de Sha de Persia, Mohammad Reza Pahlevi. Y al mencionado individuo era el encargado de la seguridad de la princesa, Conmigo vino un bibliotecario que era el profesional y yo tenía que hacer la puesta en escena, Mientras montábamos la exposición el poli no se separaba de nosotros, Nosotros intentábamos hablar con él pero él evitaba la conversación se notaba que no quería o no debía  tener familiaridad  así que nosotros apretábamos mas la tuerca  y el pobre lo pasaba fatal. 
Sin embargo la princesa era muy asequible una señora elegante y estupenda que no aparentaba la edad que tenia  y como hablaba con nosotros, conocía el español, (tenía un palacio en México) el poli se ponía de los nervios y no se separaba nunca de ella era como su sombra ella que debía estar muy acostumbrada a estas forma de vida lo ignoraba.  La princesa se alojaba en el Hostal como nosotros y el seguridad 
Un día coincidí con la princesa en el ascensor y el poli se quedo fuera cuando  llegamos al piso donde íbamos y se abrió la puerta  allí estaba el tío había subido por la escalera a más velocidad que el ascensor.
 Algunas veces al principio de la monarquía lo vi por TV escoltando a los Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada