31 de julio de 2011

Capítulo XLIII -XLIV

Siempre a Luis le acusaron del Comisario del régimen franquista, cosa que no era cierta. Prueba irrefutable organiza la exposición de Alberto con la colaboración de intelectuales comunistas. Lo digo yo que fui su amigo por más de 50 años, no le importaba los colores políticos, él iba a lo suyo, lo que le importaba era el arte y traer premios a España y para ello colaboraba con derechas e izquierda o quien hiciera falta. Trabajo también con los socialistas consiguiendo éxitos, que no le agradecieron nunca, pero él tampoco se lo perdono. El nunca negó ser de derechas y de su gran amistad con Ruiz Jiménez, Fraga y Sánchez Bella  pero otros amigos eran de cualquier ideario político como lo demuestra la trayectoria de su vida y sus exposiciones. Era amigo mío.

Luis viajo en varia ocasiones a la Unión Soviética. En el viaje que hizo para preparar la exposición de Alberto Sánchez coincidió que Chueca Goitia también tenía que ir a Moscú por algún asunto propio, pero no le dieron el visado y protestaba diciendo “como a un franquista como Robles le dejan entrar y una persona de izquierda como soy yo no” Falso, porque él trabajo y colaboro con el Régimen igual que lo hizo González Robles y a él con mas reconocimiento y prebendas

Aprovechando un viaje que hacía yo con mi familia de Madrid a Sevilla lleve un Goya, perfectamente embalado, en el maletero de un Renault R 8. Pienso si hiciera ese traslado hoy lo enviarían en un coche blindado y con escolta de la Guardia Civil. Ni tanto ni tan calvo. Anécdotas similares tengo muchas.

Yo hacía trabajos de museólogo, en este año trabaje en exposiciones entre ellas

Vicente Vela, (1931) / Urculo. (1938 - † 2003) / Francisco Peinado. (1941) / Dibujos y grabados de Fortuny. (1838 † 1874), / Exposición Nacional de Arte Contemporáneo. / XIX Salón del Grabado. / Orfebrería Sevillana Siglos XIV al XVIII. No para todas estas exposiciones hacia fotografías, si para la mayoría, pero tenía que colaborar en los montajes y preocuparme de catálogos y el itinerario por España

Exposición mundial de fotografía en Madrid y Sevilla que se monta en el Casino de la Exposición. Antonio Sancho Corbacho, historiador y catedrático de Bellas Artes por este motivo nos conocíamos, ocupó la primera Delegación de Cultura que tuvo el Ayuntamiento de Sevilla, creada por José Hernández Díaz alcalde de la ciudad. Antes de la inauguración paso por la exposición para dar el visto bueno y me hizo retirar (censurar) algunas fotografías por no considéralas adecuada, una de ellas era una foto alemana de una fiesta campestre de jóvenes donde uno de ellos levanta copa de estaño, corrientes en Alemania, que él considero una misa sacrílega, otra una gran foto realizada por un extranjero en el Corpus de Granada donde se veía en primer término y tomada con un punto de vista muy bajo un señor gordo (una autoridad) lleno de condecoraciones con una vela que mira al objetivo con muy mala leche. Que considero una falta de respeto muy grave. 




Capítulo XLIV  
Colonia de los Ángeles Pozuelo.
Oleo del autor



Nunca me sentí a gusto con el tráfico y las aglomeraciones de Madrid, no me gusta Madrid pero a la vez lo amo con toda mis fuerzas porque allí ha transcurrido el nudo gordiano de  mi vida yo sin Madrid no sería quien soy, sería otro mejor o peor pero otro Nunca estuve en el padrón municipal de Madrid, si en el de Pozuelo y en Las Rozas pero me preocupaba mas quien fuera el  Alcalde de Madrid que el de mis pueblos.  
Casa de Campo desde mi ventana.
 Pintura del autor
Encontré un pequeño chalet casi en medio del campo con buen precio de alquiler en  La Colonia de los Ángeles Pozuelo de Alarcón donde había algunas viviendas más de gente de Madrid que solo ocupaban en verano. Me traje a mi familia ya con el quinto hijo en el mundo Yo desde mi casa solo veía al frente y retirado unos cuarteles de una zona llamada Campamento  a la  derecha  TVE  a la izquierda y a pocos metros la tapia del final de la Casa de Campo y por detrás no muy retirado la urbanización Somosaguas donde vivían los ricos, 




Me pareció el sitio ideal para criar a mis hijos. Muy cerca de casa había también una residencia de discapacitados profundos No eran disminuidos  psíquicos por que estas pobres criaturas era disminuido de todo, como vegetales Los religiosos que los cuidaban casi todos sacerdotes italianos de Don Orione.  Yo les frecuentaba mucho como  buen vecino. La labor que hacían estas personas era inconmensurable, su capilla que era nuestra parroquia íbamos a misa donde acudían también los ricos de Somosaguas muchos conocidos de la prensa y el papel cuche, los Botín, Los Ruiz Mateo o la familia Dominguín-Bose entre otros 


Aquella casa no era toda maravillosa dejaba mucho que desear, el propietario me engaño en varias cosas como que el teléfono nada más que pedirlo me lo podría, y claro yo lo solicite y telefónica me contesto rápidamente diciendo que me lo ponían pero pagando una línea que debían de traer desde Prado del Rey  donde esta TVE  hasta casa  que costaba una barbaridad. Lo comente con mis vecinos que lo sabían y por ello ninguno tenía teléfono. Al poco tiempo me notificaron de telefónica que pondrían el teléfono que tenia solicitado porque ya tenían líneas por aquella zona, así que fuimos los primeros en tener teléfono en aquel descampado que todavía no se podía llamar ni urbanización, Hoy día es una urbanización de alto standing
Siempre desde pequeño fui muy aficionado a la fotografía, mi padre también lo fue y de soltero tuvo su laboratorio casero Cañete y yo desde muy jovencito andábamos por ahí con una Kodak de fuelle de los años 20  de mi padre y cuando fuimos al estudio de Barrón que también tenía esa afición y con una Voilander de placas, entonces de cristal y con luces de magnesios hacíamos fotografías  y en Quiros comprábamos  la hidroquinona y el hiposulfito sódico y Barrón nos enseño a revelar, yo ya nunca más dejaría de hacer fotos así que siempre tuve mis útiles de revelado y  ampliadora. También era muy amigo de Eduardo Pereira, fotógrafo y santo virtuoso, del que aprendí mucho y me enseño mas
Andamos  todavía por los años 69 -70, durante esta época de las reuniones de whisky de tarde yo mostraba fotografías realizadas por mí, tenía que mover todos los resortes posibles que me pudieran servir para buscarme la vida, Yo no sé si mis fotos eran buenas, pero el oficio si la conocía bien. 
Así que como yo no tenía ninguna incompatibilidad pedí hacer también las fotografías para los catálogos  porque se encargaban a la calle y yo había visto las jugosas facturas que se pagaban y como ya sabían que era un buen profesional aceptaron. Para empezar monte un laboratorio de quita y pon en el cuarto de baño de casa hasta que pude montarlo en un piso alquilado también en la Colonia que  me servía de estudio laboratorio y oficina.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada